LOGIN PACIENTECOMPARTIR

Con cuidado integrado, Dawn puede oir

Dawn es un paciente de La Comunidad Hispana (LCH) que con gentileza se enfrenta a los retos como alguien que ha sufrido de discapacidad auditiva por muchos años de su vida. 

Unos años atrás, Dawn recibió un implante coclear con un procesador de sonido que le permitió escuchar lo suficientemente bien como para poder envolverse con todos aquellos a su alrededor.  En algún momento en el año pasado su procesador de sonido  que costó $10,000 y es un accesorio que le permite escuchar sonidos, le fue robado y su seguro no cubriría esta pérdida. Sin ayuda del seguro o del hospital que había hecho la cirugía, Dawn sintió que estaba en una situación muy difícil y sin esperanza. Por más de 7 meses Dawn recurrió a leer labios y escribir notas para lidiar con su pérdida de audición.  Pero esto resultó ser muy difícil y la hacía sentirse aislada de todos que la rodeaban.

Courtney, Consejera (Behavioral Health Consultant), refirió a Dawn al departamento  de Asistencia Social de LCH, donde Daphne se encargó de localizar al fabricante del procesador de sonido y abogó por un reemplazo. Unos seis días de haber concluido este largo proceso que duró unas 6 semanas, Dawn recibió un nuevo procesador y una vez más fue capaz de interactuar plenamente con su familia, sus amigos y su comunidad.  Ahora ella sobre todo disfruta los sonidos de sus amados animales y la charla de los niños que visitan su granja.

La alegría de Dawn se ve igualada por el hecho de saber que gracias al cuidado integrado de LCH, Dawn ahora puede disfrutar de una mejor calidad de vida y salud.