LOGIN PACIENTECOMPARTIR

Una nueva silla de ruedas para la esposa de Epitasio

Epitasio es un hombre extremadamente dedicado que parece nunca descansar. El te dirá que “no le gusta hacer otra cosa que trabajar y pasar tiempo con la familia,” y esa no es una exageración.
Cuando no está trabajando, y aun cuando está trabajando, Epitasio esta ocupado cuidando de su esposa, quien tiene una enfermedad autoinmune que la ha hecho dependiente de una silla de ruedas por los últimos cuatro años.

Funciones del día a día como comer, hablar, y ponerse de pie son un reto para ella, pero de alguna manera, esta amorosa pareja encuentra una manera de estar positivos frente a cada obstáculo. Epitasio va a casa cada día durante su descanso para comer el almuerzo con su esposa.

Epitasio y su esposa han estado viniendo a LCH por más de tres años para sus necesidades de cuidados de familia. Él tiene muchas necesidades de salud de las que tiene que cuidar, así como las de su esposa. Él aprecia a LCH porque él y su esposa tienen acceso a cuidados primarios que no podrían encontrar fácilmente en otras partes debido a restricciones financieras.

En una cita reciente a LCH, Dr. Ceppa noto que la silla de ruedas que la esposa de Epitasio estaba usando estaba en muy malas condiciones. Los apoyabrazos de la silla estaban rotos, el apoyo para la espalda se lo acababan de haber cambiado, y el soporte para poner sus pies no se quedaba en su lugar. Cuando el le pregunto a Epitasio acerca de eso, él le dijo que había estado reemplazando partes quebradas con materiales de otras sillas de ruedas usadas. Trabajando junto al Centro de Salud, el equipo de Asistencia Social, y apoyo de la comunidad patrocinado por Longwood Rotary, la familia recibió una silla de ruedas completamente nueva.

Epitasio esta muy agradecido por todo lo que LCH ha hecho por su familia. El dijo, “desde el primer día que venimos acá, LCH nos ha abierto sus brazos… Lo que hacen por nosotros, lo hacen con amor.”