Skip to main content
SHARE
May 4

La Comunidad Hispana continúa su legado de servicio

Una comunidad puede prosperar verdaderamente cuando todos de sus miembros estén saludables, y durante 43 años, La Comunidad Hispana ha estado trabajando a lograr este objetivo para la gente del sur del condado de Chester.

 

La Comunidad Hispana es una organización no lucrativa que es dedicada a proporcionar servicios médicos y sociales para las comunidades a las que sirve.

Haga clic aquí para ver una galería de fotos.

Laura Mackiewicz, que es la directora de compromiso de la comunidad, dijo que LCH fue fundada en 1973 por iglesias locales, agricultores de setas y miembros de la comunidad, como un esfuerzo para satisfacer las necesidades de los inmigrantes moviéndose al área de Kennett.

Ella dijo que LCH ha cambiado a través de los años, pero su mensaje principal todavía es la misma. LCH ha estado en su ubicación actual en el municipio de Kennett desde 2009: LCH también estableció un segundo centro de salud en Oxford en el diciembre de 2015, dijo Mackiewicz.

La misión de LCH es “ayudar a los residentes de bajos ingresos del sur del condado de Chester a mantenerse saludables, fortalecer familias fuertes y vivir vidas productivas por medio de proporcionar servicios de alta calidad que están culturalmente acogedores.”

LeeAnn Riloff, que es la directora de desarrollo, dijo que LCH es un centro de salud comunitario y además es una agencia de servicios sociales.

Algunos de los servicios que LCH ofrecen incluye: el cuidado primario, como los exámenes físicos, las inmunizaciones y un centro de prescripción en el sitio; el cuidado preventivo y el tratamiento de las enfermedades crónicas, como la diabetes y la hipertensión; el tratamiento de los dolores y heridas leves, la consejería de salud mental y remisiones al cuidado especializado, como dental y visión; y también el cuidado de la salud femenina, como los exámenes y la detección del cáncer de mama, la planificación familiar, las pruebas de embarazo y el asesoramiento durante el embarazo, y cuidado prenatal y posparto.

LCH ofrece múltiples servicios en la misma ubicación, y el tipo de cuidado que LCH proporciona es similar al tipo de cuidado un paciente recibiría de un proveedor de cuidado primario, dijo Mackiewicz.

Riloff dijo que los servicios de LCH son disponibles a todos, y la organización acepta el seguro privado, el seguro médico del estado, como Medicare y Medicaid, y LCH ofrece el cuidado de bajo costo con planes de pago para la gente que no tiene seguro de salud.

Además, LCH ofrece los servicios de asistencia social, incluso: las aplicaciones del seguro de salud, las conexiones a los recursos y remisiones comunitarios, la asistencia alimentaria y otros beneficios públicos, la gestión de casos, y la consulta con un abogado con licencia; y los programas gratis de la educación y los trabajos, como las clases de ESL (English as a Second Language, o inglés como segundo lenguaje), las clases de ciudadanía para prepararse a tomar la prueba de ciudadanía, y la asistencia con escribiendo un currículum y encontrando trabajo.

Todos de los servicios de LCH son ofrecidos en inglés y español, y la mayoría de los empleados son bilingües y multiculturales. “Nuestros empleados son de todas partes de América latina,” dijo Riloff.

“Estamos abiertos a todo el mundo, pero muchas de las familias de bajos ingresos podría ser de otro país que habla español, así que para proporcionar eso nivel de comodidad realmente, queremos asegurarse que estamos sirviendo ellos en sus lengua nativa,” dijo Mackiewicz. “Si usted no se sienta bien, pensar que tendría que expresarlo en una lengua que no es suya es muy difícil hacer.”

Ella dijo que las clases de ESL y ciudadanía que se ofrecen por LCH ayudan con la inmersión cultural y hacen que la gente está más cómoda con el área.

“Para continuar a crecer y ser una parte de la comunidad, usted tiene que aprender inglés y acostumbrarse a algunas partes de la transición a los Estados Unidos, pero queremos abrazar la cultura y entender lo que esa significa a la gente,” dijo Mackiewicz.

El año pasado, 100 por ciento de los estudiantes de ciudadanía pasaron la prueba de ciudadanía, dijo Riloff.

Según a la estadística de LCH, 90 por ciento de la gente que se sirve en su edificio en Kennett son de la etnicidad hispano o latino. Mucho de los clientes de LCH viven debajo del nivel de pobreza, y no tienen seguro de salud. Aproximadamente 50 por ciento de la gente que LCH sirve en su edificio en Oxford son de la etnicidad hispano o latino. LCH sirve más que 5.500 personas cada año a tráves de todos sus servicios, dijo Mackiewicz.

Según a los datos del censo de 2010, los porcentajes de los hispanos o latinos en las poblaciones locales eran: 48,8 por ciento en Kennett Square, 10,5 por ciento en el municipio de Kennett, and 28,8 por ciento en Oxford. En comparación, los hispanos y latinos cuentan para 6,5 por ciento de la población del condado de Chester.

Mackiewicz dijo que LCH actualizó su logo recientemente y añadió la frase “Life Changes Here,” que significa “la vida cambia aquí” en inglés, en un esfuerzo para que afirma claramente los servicios de LCH son disponibles a la gente de todas etnicidades. “Estamos aquí para todos,” dijo ella.

El Centro de Violencia Doméstica del Condado de Chester también tiene una oficina en LCH para que las pacientes pueden recibir consejería y asistencia confidenciales en inglés o español, además de los otros servicios médicos y sociales.

LCH también tiene un programa de desarrollo de fuerza laboral para que ayudar a la gente encontrar trabajos en el área.

“Muchos negocios están buscando empleados bilingües,” dijo Riloff.

Margarita Garay Zarco, que es la directora de recursos humanos, educación y desarrollo de fuerza laboral, dijo que LCH trabaja a emparejar las necesidades de las personas que están buscando trabajo con las necesidades de los negocios que están buscando empleados para contratar.

Garay Zarco dijo que las personas que participan en el programa de desarrollo de fuerza laboral encuentran trabajos en la limpieza, el mantenimiento, el paisajismo, recoger setas o trabaja como supervisor en una granja de setas, y otras han sido contratadas en el banco de Santander y la Chester County Intermediate Unit (Unidad Intermedia del Condado de Chester).

LCH recientemente comenzó a ofrecer acceso gratuito a la tecnología en su edificio en Kennett, para que los visitantes pueden accesar el internet y usan una impresora, un copiador y una máquina de fax.

Mackiewicz dijo que 50 por ciento del presupuesto de LCH tiene que ser ganado de la filantropía porque es un centro de salud no lucrativa. Aproximadamente 70 por ciento de los pacientes de LCH no tiene seguro de salud, dijo ella.

“Necesitamos recaudar fondos para asegurarnos que podemos servir los que no están servidos,” dijo Mackiewicz. “Decimos frecuentemente aquí que ‘Nuestra comunidad es meramente tan fuerte como la más vulnerable,’ entonces nuestra misión es servir a todos.”

Para encontrar más información sobre LCH, visite el sitio de web, www.lacomunidadhispana.org.

Para leer el artículo en la página de Dily Local, haga click aquí.

Para contactar Lucas Rodgers, mande un mensaje a @LucasMRodgers en Twitter o en Facebook.