Skip to main content
SHARE
June 10

Creciendo Familias Juntos: Comience un Jardín para el Día del Padre

A medida que entramos en la primavera, las temperaturas cálidas y los días soleados hacen más agradable el tiempo que pasamos al aire libre. Durante estos tiempos difíciles, muchas familias están buscando nuevas oportunidades y maneras de mantener a sus hijos contentos y saludables. ¿Por qué no empezar un huerto casero este fin de semana Día de los Padres? Piense en algunos de los beneficios que eso puede tener para usted y su familia:

Comer más verduras: Animar a los niños y aun los adultos a comer las porciones de verduras recomendadas diariamente puede ser una tarea difícil.  Algunos niños resisten probar nuevos alimentos, especialmente cuando se trata de verduras. A veces necesitamos probar alimentos las veces suficientes para poder aceptar estos nuevos sabores y texturas.  Probar nuevos alimentos juntos con la familia puede ser una manera divertida de ayudar a todos comer una dieta más saludable. Permita que sus hijos ayuden a decidir qué tipos de verduras se va a cultivar en su huerto. Todos trabajando juntos para el cuidado del cultivo hace que la cosecha se disfrute más. Los niños se emocionarán ver las verduras que ellos ayudaron crecer, y por lo tanto estarán más dispuestos a probarlas. Ofrezca la cosecha cruda y lavada directamente del huerto o prepárela asada, hervida o a la parrilla.  Cada uno de estos métodos produce diferentes sabores y texturas.

Ahorro de dinero: Otro beneficio de cultivar su propio huerto es el dinero que ahorras al no comprar las verduras; sabemos los costoso que esto puede ser a través del tiempo. Aparte de lo económico, otro beneficio es que estas sirviendo alimentos frescos y con un mayor contenido de nutrientes. Este es uno de los beneficios de comprar productos de mercados de agricultores locales donde los productos se cultivan en granjas cercanas.

Aprender juntos: El huerto casero es una gran manera de hablarle a los niños sobre la naturaleza, y cómo podemos poner de nuestra parte para cuidar del medio ambiente. Ellos se maravillarán al ver pequeñas plantas o semillas convertirse en verduras maduras listas para cosechar y comer.  Cultivar nuestros alimentos también es una oportunidad para aprender a apreciar todas aquellas personas que trabajan en la industria de la agricultura y se esfuerzan para que todos tengamos alimentos en nuestras mesas.

¿Entonces, como se empieza?  Comience con un área soleada en su patio. La mayoría de las plantas necesitan por lo menos seis horas de sol al día para crecer bien. Escoja las verduras con quieres comenzar. Algunas verduras populares son tomates, pimientos, zanahorias, remolacha, frijoles verdes y rábanos. La mayoría de las verduras son anuales, lo que significa que necesitan ser sembradas cada año en la primavera.  A veces durante los meses cálidos usted puede hasta cultivarlos más de una vez, tal como la lechuga y frijoles verdes. Si no tiene un patio o un lugar soleado al aire libre, considere cultivar algunas hierbas en macetas en la puerta de su casa o en una ventana soleada como cilantro, menta, albahaca y cebollinos.

Está bien empezar poco a poco y aprender con el tiempo. Está bien si sus hijos prueban las verduras y deciden que le gustan algunas y otras no. Toda la familia sale ganando, aprendiendo juntos y construyendo hábitos alimenticios saludables.  ¡Feliz Día del Padre!

–Nutricionista Linda I Johnson RD, LDN, CLC

¿Lista para los pasos siguientes?  Contacts Wendy Gaynor en el Dispensa de Alimentos del Condado de Chester