LOGIN PACIENTECOMPARTIR

Médico hace un descubrimiento alarmante

Jessica era una mujer joven que vino a LCH con sus padres. Los tres estaban extremamente infelices y habían perdido las esperanzas de encontrar una explicación del dolor crónico y debilitador que Jessica había tenido en su hombro derecho durante ocho años.

La familia no tenía seguro médico y estaban aterrorizados de buscar ayuda médica por el posible costo, pero el dolor de su hija se volvió tan terrible que finalmente ellos sintieron que no tenían otra opción.

Cuando visitaron LCH, la enfermera examinó a Jessica, y decidió tomar rayos X de su hombro. Lo que encontró fue impactante: parte de una aguja de una vacuna estaba enterrada en el brazo de Jessica como resultado de una mala administración de la vacuna que había recibido años atrás. Con una pequeña incisión, la aguja estaba afuera, la herida estaba limpia y el dolor se había ido. Jessica y sus padres estaban con lágrimas de alivio y gratitud.

Muy a menudo, muchas personas simplemente sufren porque tienen miedo de no poder pagar el cuidado que necesitan. LCH existe para propocionar a las personas el cuidado de salud y la atención médica que necesitan para mantenerse saludables. Sin el apoyo de LCH, Jessica hubiera sufrido indefinidamente toda su vida, cuando en tan solo unos minutos, con un proveedor de cuidados de LCH, hizo toda la diferencia.