LOGIN PACIENTECOMPARTIR

Los servicios coordinados de LCH pueden ayudar

La vida de Rosa hubiera sido abrumante como para muchas personas: ella era una madre soltera haciendo malabarismos con un arreglo difícil de custodia con un hostil ex – marido, un trabajo de tiempo completo, y problemas de salud crónicos.

Por un buen tiempo, Rosa había estado viniendo a LCH para cuidar de su salud, y durante una visita con lagrimas en los ojos, ella le dijo a su proveedor que había perdido su trabajo debido a las ausencias que había tenido por lidiar con asuntos familiares.

Su proveedor la contactó con nuestros consejeros bilingües de salud mental, y también le ayudó hacer una cita ese mismo día con el abogado de LCH. Nuestro abogado fue capaz de resolver el problema de custodia, y ayudó a Rosa a recuperar su trabajo. Después de recibir unos meses de consejería en salud mental, Rosa ya no está tomando ninguna medicina, se está ejercitando, trabajando, y se encuentra más confiada de estar en el camino para cambiar a una vida mejor.

La historia de Rosa es un ejemplo del poder de lo que nosotros llamamos en LCH “Servicios Integrados Centrados en la Persona”.  Esto significa que nosotros miramos a cada miembro como un individuo con múltiples necesidades y preocupaciones, y que nuestro personal a través de los diferentes servicios trabajan juntos para identificar y satisfacer todas las necesidades que cada persona tiene para ayudarles a alcanzar la salud y estabilidad que necesitan. En la vida de Rosa, este enfoque significa que nuestro cuidado de salud, salud mental, y servicio legal trabajaron juntos para ayudarla a reconstruir su vida.